Select Page

Motril

Motril

Escrito por  David Rodríguez Jiménez-Muriel

¿Qué es Motril?

Para muchos, una población del sur de la Península Ibérica, de 108 kilómetros cuadrados y casi 58.000 habitantes, que fue fundada en torno al siglo IX de nuestra era y que dentro de la provincia de Granada, es su segunda ciudad en importancia, y desde hace 450 años, la población más importante de su comarca.

Pero, ¿qué es Motril para los que lo conocen?

Pues para los que sin ser de Motril viven a una distancia lo suficientemente aceptable como para tenerla, dentro de lo que cabe, a tiro de piedra, Motril es una ciudad famosa por los productos de su vega, por su clima, beneficios de la pesca, y el desarrollo de un producto propio y arraigado, el Ron llamado “Pálido”.

¿Y para los que no lo quieren conocer?

Entonces Motril se convierte en el escenario de todos los tópicos, que no por serlo dejan de existir, o más bien (y a la vez) existen pero no por ello, son regla a seguir. Nos referimos al peculiar acento y pronunciación del motrileño, que si ello va unido a una celeridad a la hora de hablar, se convierte en una absoluta proeza entender con claridad todo el contenido del discurso.

Nos referimos al tópico de la catetez, de la falta de instrucción, o a modos y comportamientos que salen de las normas galantes de toda entidad poblacional que se llame ciudad, más si lo es, como Motril, desde 1657.

Nos referimos, a una manera de vivir que ha ido modelando el clima, las distintas familias que repoblaron el lugar y otros asuntos de los que se dedica la antropología, que hacen del motrileño, de natural, tranquilo, pasota, casi indolente y con un mucho de caribeño pero del Mediterráneo.

Entonces, ¿Motril qué es?

Lo que sus habitantes han querido que sea… Como en las demás ciudades, si acaso multiplicado en esta por enésimas intenciones. Motril es una pequeña ciudad muy próxima a la costa mediterránea, que nunca ha sido, ni vivido, ni sentido, como ciudad de costa, quede eso claro. Un peculiar escenario donde se ha desarrollado una propia cultura muy popular, muy limada por la ideosincrasia que le han dado los suyos, infinitamente distinta a otras realidades, que mira a futuro con perspectivas diluidas y que ha ido olvidando su pasado porque formó parte de su propio espíritu, ser un pueblo indolente y pasota.

¿Se puede definir Motril?

Claro… Motril es como una niña de catorce años… no es ni una niña, ni una mujer. Anda en tierra de nadie, se le queda grande muchas cosas, y chicas otras tantas. Así es este trozo de tierra: un pueblo muy grande y una ciudad muy chica, pero eso sí, que puede presumir como muy pocas, que lo mejor que tiene es el motrileño. Al contrario que grandes ciudades (y no por su extensión o población) como Granada, que puede presumir de casi todo y cuenta con la historia como aliada, Motril, lo mejor, con mucha diferencia que tiene, es su habitante. Eso sí, el mismo que tiene la culpa de cuanto ocurre en Motril.

About The Author

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.